Como Crear Buenos Hábitos de Estudio

Por: Massiel Santana, SJT

Al hablar de hábitos de estudios, hay que hacer referencia sobre las costumbres o rutinas establecidas para la realización no solo de tareas, sino también, para retroalimentar los contenidos y actividades realizados en el aula. Los hábitos de estudio requieren un esfuerzo para quien lo practica, ya que, en este debe predominan valores como la responsabilidad y la constancia.

Se tienen hábitos de estudio cuando se establece para cada día una rutina, por lo que, es importante establecer un horario de las actividades a realizar durante el dia, incluyendo las tareas y los estudios.  Es importante que esto pueda practicarse a la misma hora todos los días, empezando por las tareas y luego a practicarlas.

En el momento de la realización de las tareas se debe tener claro cuales son las asignaturas que mas les gusta, asi como, las que menos; esto con la finalidad de alternabilidad de las mismas.  Siempre iniciando con la tarea cuya asignatura sea la que más se disfrute, procurando que este momento empiece a desarrollarse con una actividad placentera y el cerebro esté disposición para estar centrado y listo para iniciar.  Luego de realizar esta primera tarea, se alterna con aquella que menos les gusta, se van alternando hasta finalizar.

En cuanto al lugar para estudiar, conviene tener un espacio donde haya buena iluminación, donde la mesa y la silla resulten cómodos, y las distracciones pueden estar controladas, como el uso televisor, la radio o dispositivos electrónicos, así también, evitando estudiar en la habitación, ya que, la cama invita a tomar un rico descanso.

Previo al inicio de la realización de tareas o estudio se debe tener todo el material requerido para su realización, tales como, mascotas, libros, lápices, en fin, todo lo que se necesite, tomando en cuenta no dejar tareas para otro día, es decir, hacer cada día lo que se asigna.

En algunas ocasiones, luego del almuerzo se suele tomar una siesta o realizar otra actividad antes de iniciar las tareas, sin embargo, es importante que las mismas se inicien a la misma hora todos los días, preferiblemente, a las 3:00 p.m.  El cansancio es un factor que interfiere en la adquisición de un buen habito de estudio, muchas veces se piensa que la causa es la jornada agotadora de la mañana, pero también hay que tomar en cuenta el horario de dormir por las noches, siendo lo recomendado ocho horas de sueño ininterrumpidas.

Cuando se hacen las tareas muy tarde, no se tiene el mismo nivel de atención, ni disposición, ya que, se suele estar cansado y el cuerpo se prepara para ir a dormir.

Se pueden tomar cinco minutos de descanso pasada una hora y la finalizar todas las tareas es importante que el tiempo de descanso sea mayor, aproximadamente, una hora y proceder entonces a estudiar el material trabajado en clases y las propias de las tareas.

Al estudiar pueden utilizarse diferentes estrategias entre ellas:

  • El subrayado: destacando los aspectos principales, así como las ideas centrales.
  • Los esquemas o mapas conceptuales: permitiendo dar una rápida lectura al contenido trabajado, facilitando también la organización.
  • El resumen: anotando la información que se considera importante.
  • Cuestionarios: haciéndose preguntas de lo leído, permite identificar los contenidos aprendidos y los que se deben repasar.
  • Juego de roles: donde el estudiante juegue el rol de maestro y los padres de alumno, favoreciendo la integración familiar, la diversión y sobre todo, el aprendizaje.

La adquisición de buenos hábitos de estudio se adquiere a través del esfuerzo y la constancia del estudiante, pero también es importante el apoyo y seguimiento de los padres.

Que este nuevo periodo académico permita mejorar o iniciar los hábitos que favorezcan un mejor rendimiento académico, pero sobre todo, satisfacción personal.

SER MUJER ME HACE FUERTE

Por Elizabeth Guzmán, 6to de Secundaria

La violencia contra la mujer es uno de los impedimentos más significativos que enfrenta la sociedad actual y que, por su naturaleza social, es una de las situaciones más complejas al momento de buscar una solución.

En el mundo, 1 de cada 3 mujeres ha sufrido en algún momento violencia física o sexual por parte de su pareja, 120 millones de niñas han sufrido de relaciones sexuales forzadas, 700 millones se han visto envueltas en el matrimonio a temprana edad y representamos el 98% de las víctimas de trata.

Las Naciones Unidas define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada”

La violencia contra la mujer no es sólo física, pues la misma se manifiesta, también, en el aspecto psicológico y económico. Según datos de ONU Mujeres, en el ambiente laboral la mujer gana de un 10 a un 30% menos que el hombre por el mismo trabajo, resultando en el aumento de la pobreza y la explotación. El empoderamiento económico de las mujeres es un factor clave para alcanzar el número cinco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por las Naciones Unida; la igualdad de género. Sin embargo, conseguir igualdad de género significaría un reto desde cualquier perspectiva, pues tendríamos que enfatizar en la inclusión educativa de la mujer dentro de una educación de calidad, utilizar un modelo económico y político innovador aceptando a la mujer como fuente de crecimiento y prosperidad para que ambos sexos, en conjunto, velen por un trabajo decente y un auge económico y, para mí el más importante,  acabar con la costumbre de utilizar el término “mujer” para hacer referencia a debilidad o incompetencia pues, una vez sea erradicada esta mentalidad, habremos logrado nuestro objetivo.

El 25 de noviembre celebramos el día de la no violencia contra la mujer para revelarnos en contra de la discriminación a la que somos expuestas y he decidido utilizar la frase “ser mujer me hace fuerte” en voz de resistencia al miedo que tiene la sociedad de abrirle las puertas a la mujer sea motivo para quedarnos calladas ante las injusticias que se presentan en nuestro camino, a la violencia física, a la social, la económica, política, religiosa, cultural, y cualquier aspecto en el que se nos trate con menosprecio.

 

QUE NO SUFRA NI UNA MÁS, JUNTAS PODEMOS PORQUE SOMOS MUJERES!

Tiempo de ser niño

Sashie Fontana, SJT

En el transcurso de estos días, en diversos ambientes me he topado con la inquietud de qué necesitan los niños ahora, ¿que es mejor realizar?  es favorable tener todas las tardes ocupadas? ¿qué podemos ofrecerles a los niños para que realmente tengan un desarrollo adecuado?

Si bien es cierto que los niños necesitan realizar actividades deportivas y extracurriculares; también es cierto que necesitan tiempo de juego libre y espontáneo. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría en su informe “La importancia del juego para promover el desarrollo sano de los niños y mantener lazos fuertes entre padres e hijos”, el juego es esencial en el desarrollo de los niños; porque contribuye a su bienestar cognitivo, físico, social y emocional. El juego también ofrece una oportunidad ideal para que los padres compartan tiempo de calidad con sus hijos y fortalezcan sus lazos.

Muchos recordamos con nostalgia nuestra infancia donde solía pasarse más tiempo jugando de forma espontánea, montando bicicleta por las calles alrededor de nuestras casas y más allá en ocasiones; como podíamos subir árboles, hacer fogatas y disfrutar con los vecinos jugando al escondido o la lata de sardinas.  Y nos preguntamos cómo pasamos a no dejar que nuestros hijos tengan las mismas experiencias. Buscamos tenerles ocupados con muchas actividades supervisadas pues las responsabilidades nuestras han cambiado, nuestro entorno ha cambiado y ciertamente nuestra sociedad ha cambiado.

Pero aún nuestros chicos siguen presentando la necesidad de compartir con sus iguales de forma lúdica, en especial por los múltiples beneficios que tiene el juego libre.  En el documento publicado por la Montana State University, titulado La Importancia del Juego en el Desarrollo Infantil se citan los siguientes:

  • Permite a los niños utilizar su creatividad y desarrollar su imaginación, destreza y fortalezas física, cognitiva y emocional.
  • Es importante para el desarrollo sano del cerebro.
  • Logra que los niños desde muy corta edad participen e interactúen con el mundo que los rodea.
  • Ayuda a los niños a crear y explorar un mundo que pueden dirigir, manejando sus temores y practicando roles de adultos, muchas veces en grupo con otros niños o con adultos.
  • A medida que viven su mundo, desarrollan nuevas competencias que los ayudan a mejorar la confianza y resiliencia (ser optimista y sobre ponerse a la adversidad) que necesitarán para afrontar lo retos del futuro.
  • Enseña a los niños cómo trabajar en equipo, compartir, negociar, resolver conflictos y adquirir otras habilidades.
  • Aprenden a tomar decisiones, descubrir sus propios intereses y concentrarse de lleno en los temas que los apasionan.
  • Forma sus cuerpos sanos y activos.
  • Acrecienta los lazos de confianza y amor cuando el juego es compartido con uno o ambos padres.
  • Los padres que tienen la oportunidad de compartir el mundo imaginativo de sus hijos aprenden a comunicarse más efectivamente con ellos.
  • Por encima de todo, les da la simple alegría de vivir su niñez y crear hermosos recuerdos para la edad adulta.

 

Mirar hacia el otro lado…

 

Tras la cumbre sobre el cambio climático celebrada en París el pasado noviembre podemos darnos cuenta de que hay mucha preocupación en la mayoría de los países y que están dispuesto a hacer los esfuerzos necesarios para que no siga avanzando el deterioro del planeta, aunque siempre hay países que no están por colaborar ya que ello implica un esfuerzo y ralentizar la industria, caso por ejemplo de Estados Unidos de América.

Llevamos varios años con las mismas teorías, las mismas recomendaciones, los mismos sermones… Sabemos que hay un cambio climático debido a la contaminación y además lo sentimos y lo vemos cada vez que ocurren esos desastres naturales, cada vez más frecuentes y con mayor virulencia. Hemos hecho exposiciones, carteles y todo aquello que sirve para concienciarnos de que debemos hacer algo, pero ¿qué estamos haciendo realmente? Creo que muy poco o nada.

Vamos a salir a la calle para saber si algo ha cambiado. Lo primero que notamos es la gran cantidad de autos y casi todos ellos con un solo ocupante y la mayoría carros de gran cilindrada, lo que hace que el consumo sea mayor y las emisiones de Co2 aumenten. Eso es un buen síntoma. Pocas personas caminando o en bicicleta con lo que para ejercitarse hay que ir a un gimnasio para usar una caminadora que utiliza electricidad.

Nuestros ojos se detienen en la cantidad de vallas publicitarias que informan sobre comercios, pero apenas vemos señales de tráfico ni el nombre de las calles para facilitar el tráfico, con lo que tardamos más tiempo en encontrar una dirección y entorpecemos a los otros conductores. Los conductores se ponen nerviosos y comienzan a pitar…, los oídos se resienten cuando esto ocurre. Hay vendedores ambulantes que anuncian su mercancía y carros que compran todo lo viejo y a cualquier hora del día y de la semana, incluidos los fines de semana. Y no digamos si pasas cerca de un colmadón…

Me tropiezo con un desnivel en la acera y casi me caigo. Los contenes ocupan la acera y los olores hacen que tengas que taparte la nariz. A veces la acera está ocupada por la basura y tienes que dar un rodeo, con el peligro que tiene la calle porque los conductores no respetan. Ha llovido un chin y las calles están inundadas… no debería ser un inconveniente, sino todo lo contrario, pero los imbornales están tupidos y no puede absorber el agua caída. Es un poco molesto encontrarte con que no puedes pasar por donde deberías ir.

Entro en un supermercado y salgo con un montón de fundas innecesarias. En los países avanzados tienes que llevar tu propia funda o te cobran la funda aparte. Mi reflexión… si en los países ricos te cobran la funda, por qué aquí te inundan de ellas, si luego en la casa todo es un problema para almacenarlas. El reutilizarlas sería mucho mejor y así los mares no tendrán ese problema añadido por el cúmulo de platico que afecta a la vida marina.

 

Las grandes empresas contaminan, los gobiernos son cómplices, yo no puedo hacer nada para cambiar las cosas… Todos lo hemos dicho alguna vez, pero no es del todo cierto.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • RECICLA: reciclar 1 Kg. de latas de aluminio usadas consume diez veces menos energía que producirlas; y se utiliza mucha menos energía para fabricar papel a partir de periódicos viejos que de la pulpa de madera
  • Apaga las luces cuando no hagan falta. Los hogares son responsables del 30% del consumo de electricidad, de manera que si todos ahorramos electricidad, el efecto será considerable.
  • El automóvil particular es responsable del 10 % de las emisiones de CO2.El transporte público, la bicicleta y la marcha a pie son alternativas más baratas y saludables.
  • Planta un árbol(siempre teniendo en cuenta las características ecológicas de la zona y los permisos necesarios). Cinco árboles pueden absorber hasta 1 tonelada de CO2 a lo largo de su vida.

 

Todo depende pues de que el compromiso de todos y cada uno de nosotros no se quede en meras intenciones. Nosotros ya sabemos en qué podemos contribuir. Vamos a hacerlo. No miremos a otro lado… todo empieza con nosotros.

 

 

Seamos más felices

Opinión editorial

Si conocieras como te amo dejarías de vivir sin amor, serías más feliz (canción de la Hermana Glenda inspirada en Jn 4, 10).

Iniciemos este año 2018 llenos de alegría, sabiendo que tenemos un Dios que nos ama y que quiere lo mejor para nosotros.

El mes de enero está cargado de fiestas y solemnidades que nos ayudan a recargar las pilas, como cristianos y como dominicanos:

  • Un dios que se hizo hombre entre nosotros para mostrarnos su gran amor y una madre que nos acompaña en este caminar, nuestra Señora de la Altagracia.
  • Un Padre de la Patria que fue capaz de darlo todo por tan noble ideal, Juan Pablo Duarte.

Es tiempo de pintarse la cara color de esperanza, mirar el cielo y respirar profundo diciendo: Sí, se puede.

Madre, padre, se puede seguir adelante, aunque sientas que tu familia se desintegra.

Joven, se puede seguir adelante, aunque sientas que no tienes un Norte y sean ínfimas las oportunidades.  No eres el futuro, el presente te pertenece, esfuérzate, levántate, se hace camino al andar; sigue las sendas de los que llegaron lejos e inventa nuevas rutas.  En tí está la fuerza, el entusiasmo. . ., la alegría.

Todos podemos seguir adelante, aunque los grandes ideales de nuestros Padres de la Patria se desmoronen.  Podemos levantarnos como el Ave Fénix.  Se puede, porque somos un pueblo de fe.  Unámonos y gritemos a una voz:  Sí, con la ayuda de Dios y la compañía de nuestra Madre María, podemos.

Quizás sea el momento de observar el trabajo de las hormigas y asumir el compromiso de hacer bien lo que nos corresponde en la familia, en el trabajo, en la calle, en todo.  No es tiempo de buscar ventajas.  Es tiempo de trabajar por el bien común.

Como institución, hemos superado grandes metas.  Ésta es muy buena señal para forjarnos otras mayores.  La familia lo pide a gritos, nuestro país…, el mundo.  Inyectemos esa dosis que tanto se necesita.  Pongamos nuestro granito de arena, Dios, una vez más, cambiará nuestra agua en el mejor de los vinos.

Que el Señor nos bendiga y nos llene de su paz.

Noviembre, mes de la familia

La familia es el núcleo de la sociedad, este concepto es un aprendizaje básico en nuestra educación y como centro de la sociedad, la familia tiene el deber y la responsabilidad de inculcar y fomentar valores como el respeto, la responsabilidad y sobre todo el amor hacia el prójimo, con el fin de formar ciudadanos de bien.

Durante el mes de noviembre nuestra iglesia católica celebra el mes de la familia y en nuestro pre-escolar colaboramos con la labor de las familias de nuestra comunidad realizando actividades que refuercen esos valores positivos que se inculcan en la casa.

Como una forma de celebrar el mes de la familia, cada año se lleva a cabo El Día de los Abuelos, uno de los días más esperados y disfrutados por nuestro pre-escolar. Con esta actividad buscamos integrar a los abuelos en el aprendizaje significativo de sus nietos, dándoles la oportunidad de realizar una actividad con ellos y pasar un momento muy especial cargado de amor y diversión.

Durante esta hermosa actividad los niños de kínder y pre-primario llevaron a cabo una manualidad con sus abuelos y los deleitaron con una hermosa canción. En esta celebración tan especial pudimos ser testigos de muestras de mucho amor entre abuelos y nietos y lo importante que es este cariño en la vida de los niños.

Lechetón 2017

La comunidad San Judas Tadeo se llena de júbilo en el inicio de la navidad como tiempo de acción de gracias y de compartir las bendiciones recibidas a todo o largo de este año. Como parte de estas bendiciones y de compartir se realiza el LECHETON, actividad encaminada a recaudar litros de leche para ser donado a entidades benéficas.

En nuestra versión 2017 como cantidad a recaudar se pensó en unos 1,000 litros de leche, pero tenemos el beneplácito de anunciar que hemos recaudado 4,350 litros de leche. Todo esto no puede ser efectivo sin la colaboración generosa de toda la Gran Familia San Judas Tadeo.

Esta cantidad será distribuida en la Guardería Divino Niño (Nicolas de ovando 508); Asilo San José (Guerra); Asilo San Antonio (Bonao); Casa Rosada, Instituto de la Lepra y la fundación Futuro Cierto (El Caliche, Villa Duarte).

Gracias a toda la comunidad San Judas Tadeo, pues Dios ha estado grande con nosotros.

La familia y la escuela: Formadoras de seres humanos

La familia constituye el eje central de la vida de cada ser humano. Es la base donde se establece la socialización de cada persona, la cual encuentra su máxima expresión posteriormente   en el ámbito  escolar.

Los vínculos de confianza, seguridad, coherencia, el nivel de aceptación y la autoestima que se deriva del trato cotidiano, son , entre otros elementos, la dote más  valiosa que la familia aporta para poder superar muchos de  los retos que la vida supone y favorece el crecimiento e independencia  personal del ser humano.

El niño trae a la escuela lo aprendido y reforzado en casa. Allí es donde esa impronta familiar se manifiesta con mucha mayor intensidad. Allí no se dan los vínculos de consanguinidad, convivencia habitual, sentimientos filiales y confianza, de manera puntual, pero… si se  incrementan esas oportunidades de aceptar la diversidad, manifestar la tolerancia, el respeto y el afecto entre pares, el reconocimiento de la autoridad, entre otros factores.

En ambos escenarios hay formas distintas de socialización que persiguen un fin común: satisfacer  las necesidades de desarrollo de las personas,  maximizar sus capacidades para manejar y utilizar para la vida los conceptos académicos aprendidos y, facilitar la adquisición de hábitos que lo conduzcan a la propia autonomía.

Familia y escuela desarrollan, una estrecha tarea compartida para lograr la formación integral de ese individuo, tarea que conlleva un alto nivel de  responsabilidad.

En nuestro colegio, trabajamos para compartir esta tarea, afianzando y multiplicando estas acciones en un  rol de educadora en valores.

Debemos continuar trabajando juntos  facilitando  y privilegiando algunas pautas para que:

  • En ambas instancias se practique el habito de la congruencia entre la palabra y la acción.
  • Respetando las líneas de autoridad y desarrollando  una comunicación cada vez más  respetuosa y asertiva  en cualquier medio que se utilice.
  • Ofreciendo apoyo y acompañamiento a los grupos en las actividades propuestas y en las diseñadas por los estudiantes.
  • Dando retroalimentación y opinión constructiva ante los acuerdos  o desacuerdos  que surjan.
  • Sintiéndonos parte integral de la institución, permitiendo traspasar los límites del hogar propio para convertirla en el hogar de todos.

Así podemos trabajar unidos en la formación de ese ser humano nuevo, integro, valioso, feliz y exitoso que sea orgullo de su familia y de la familia San Judas.

Paseo Virtual por el Colegio

,