IX Concurso Literario de Relatos cortos “Eugenio Asensio” – Culpable

Participantes en el IX Concurso Literario de Relatos cortos “Eugenio Asensio”, organizado por el Instituto Español “Giner de los Ríos” de Lisboa, Portugal, en mayo de 2018.

Culpable

Categoría B   –    Circe Andrea Anglada Issa  

Un grito, fue lo que perturbó el sepulcral silencio provocado por la inesperada falla eléctrica que ha dejado a oscuras la pequeña plaza, todos esperan inmóviles, pero atentos a que puedo haber provocado tales sonidos de desesperación. La luz regreso a los pocos minutos, pero algo no estaba bien en aquel lugar, el cuerpo inerte de una mujer, no estaba bien en aquel lugar.

Mas gritos, sollozos y pedidos de auxilio llenaron el ambiente, sinceramente, ya estoy acostumbrada a todo este alboroto, la tensión es palpable, todos buscan un culpable con la mirada. Como miembro de la policía científica del país tengo ciertas ventajas, por ejemplo, el fácil acceso a la escena del crimen. Asi que, me acerco con paso decidido mientras analizo todo el lugar en busca de alguna pista.

-Permiso! Despejen el área por favor, soy policía y me encargare de este asunto- digo en voz alta para que todos me escuchen.

– ¡¿Señorita que hacemos?! ¡Acaban de asesinar a alguien y ni cuenta nos hemos dado! -vocifero un hombre mayor.

– Lo primero que deben hacer es tranquilizarse, todo está bajo control, lamentablemente no pueden irse ya que todos podrían ser sospechosos o una pista. – digo aclarando

Luego de delimitar el área del crimen procedo a llamar a mis compañeros de trabajo para encargarnos de este caso. A la llegada de estos, cada uno se encarga de su labor, y resulta bastante sorprendente cuando luego del reconocimiento del cadáver nos damos cuenta de que se trata de Kris Moretti, narcotraficante buscada en todo el país y acusada por el tráfico de menores. Asi que, no sabemos si llamar al culpable de cierta forma… “¿Justiciero?”

La causa de muerte fue determinada como “corte profundo en la garganta.” Buscamos pistas, desde una huella o cabello hasta una simple marca que nos revele algo sobre el culpable, pero al parecer este sabe hacer muy bien su trabajo y por el momento no encontramos nada que nos guie.

Otra ventaja que tengo de llevar años trabajando en esto, es que conozco todos los detalles a tomar en cuenta sobre una escena como esta, conozco todos los elementos que un asesino no toma en cuenta y que sin saberlo los lleva a ser descubiertos, asi que, sí, yo también se hacer muy bien mi trabajo.

-Sandra, llevamos horas buscando algo que nos de indicios sobre el caso y ninguno de los peritos o yo hemos encontrado nada- dice Logan, uno de mis compañeros.

-Yo tampoco he encontrado algo, es como si fuera un asesino fantasma- digo suspirando.

-Ninguna de las personas parece saber algo o tener relación con el cadáver, pero de todas formas mantendremos el contacto con todos ellos. – me informó.

– ¿Han entrevistado a todos? – pregunto.

– Si, lo hemos hecho- me responde.

-Es increíble que el acto se cometiera prácticamente frente mis narices y no me diera cuenta de nada, ¡todo parecía un simple apagón! – exclamo.

-No se si pensar que la persona fue muy inteligente o muy estúpida, ya que hacer esto en presencia de una agente de policía… esta persona debe estar muy segura de sí misma- dice.

-Es una de las escenas mas limpias y complicadas de todas a las que me he enfrentado, no encontramos nada, es como si nunca se hubiera realizado un asesinato aquí, claro, si no fuera por el cuerpo ensangrentado en el piso- digo cansada.

-Supongo que llegó la hora de trasladar el cuerpo al laboratorio para ver si encontramos algo, además todas estas personas deben ir a sus casas- dice mientras examina el lugar con la mirada.

-Tienes razón, será mejor que lleve este archivo sobre el caso a la oficina, tu encárgate de que el fotógrafo tome las últimas fotos y del traslado del cuerpo- digo mientras recojo las anotaciones.

-Nos veremos mañana Sandra para analizar mejor este caso-dice despidiéndose

Recojo los papeles prácticamente en blanco y los guardo en mi cartera, observo el lugar antes de dirigirme a la salida, ni una sola pista se ha encontrado.

Ya en mi auto no puedo evitar soltar una sonrisa, como dije antes, al trabajar en esto tengo la ventaja de conocer todos los detalles que se toman en cuenta en un asesinato y por lo tanto hago muy bien mi trabajo, si, mi trabajo o más bien “pasatiempo” como asesina a sangre fría. La ultima ventaja que poseo es que, ¿Quién sospecharía en primer lugar de la policía que tan entregadamente intenta resolver el caso? Yo solo soy muy astuta y se manejar muy bien mis cartas, ya que, como dice el refrán, “Si no puedes contra ellos, úneteles.”