Como Crear Buenos Hábitos de Estudio

Por: Massiel Santana, SJT

Al hablar de hábitos de estudios, hay que hacer referencia sobre las costumbres o rutinas establecidas para la realización no solo de tareas, sino también, para retroalimentar los contenidos y actividades realizados en el aula. Los hábitos de estudio requieren un esfuerzo para quien lo practica, ya que, en este debe predominan valores como la responsabilidad y la constancia.

Se tienen hábitos de estudio cuando se establece para cada día una rutina, por lo que, es importante establecer un horario de las actividades a realizar durante el dia, incluyendo las tareas y los estudios.  Es importante que esto pueda practicarse a la misma hora todos los días, empezando por las tareas y luego a practicarlas.

En el momento de la realización de las tareas se debe tener claro cuales son las asignaturas que mas les gusta, asi como, las que menos; esto con la finalidad de alternabilidad de las mismas.  Siempre iniciando con la tarea cuya asignatura sea la que más se disfrute, procurando que este momento empiece a desarrollarse con una actividad placentera y el cerebro esté disposición para estar centrado y listo para iniciar.  Luego de realizar esta primera tarea, se alterna con aquella que menos les gusta, se van alternando hasta finalizar.

En cuanto al lugar para estudiar, conviene tener un espacio donde haya buena iluminación, donde la mesa y la silla resulten cómodos, y las distracciones pueden estar controladas, como el uso televisor, la radio o dispositivos electrónicos, así también, evitando estudiar en la habitación, ya que, la cama invita a tomar un rico descanso.

Previo al inicio de la realización de tareas o estudio se debe tener todo el material requerido para su realización, tales como, mascotas, libros, lápices, en fin, todo lo que se necesite, tomando en cuenta no dejar tareas para otro día, es decir, hacer cada día lo que se asigna.

En algunas ocasiones, luego del almuerzo se suele tomar una siesta o realizar otra actividad antes de iniciar las tareas, sin embargo, es importante que las mismas se inicien a la misma hora todos los días, preferiblemente, a las 3:00 p.m.  El cansancio es un factor que interfiere en la adquisición de un buen habito de estudio, muchas veces se piensa que la causa es la jornada agotadora de la mañana, pero también hay que tomar en cuenta el horario de dormir por las noches, siendo lo recomendado ocho horas de sueño ininterrumpidas.

Cuando se hacen las tareas muy tarde, no se tiene el mismo nivel de atención, ni disposición, ya que, se suele estar cansado y el cuerpo se prepara para ir a dormir.

Se pueden tomar cinco minutos de descanso pasada una hora y la finalizar todas las tareas es importante que el tiempo de descanso sea mayor, aproximadamente, una hora y proceder entonces a estudiar el material trabajado en clases y las propias de las tareas.

Al estudiar pueden utilizarse diferentes estrategias entre ellas:

  • El subrayado: destacando los aspectos principales, así como las ideas centrales.
  • Los esquemas o mapas conceptuales: permitiendo dar una rápida lectura al contenido trabajado, facilitando también la organización.
  • El resumen: anotando la información que se considera importante.
  • Cuestionarios: haciéndose preguntas de lo leído, permite identificar los contenidos aprendidos y los que se deben repasar.
  • Juego de roles: donde el estudiante juegue el rol de maestro y los padres de alumno, favoreciendo la integración familiar, la diversión y sobre todo, el aprendizaje.

La adquisición de buenos hábitos de estudio se adquiere a través del esfuerzo y la constancia del estudiante, pero también es importante el apoyo y seguimiento de los padres.

Que este nuevo periodo académico permita mejorar o iniciar los hábitos que favorezcan un mejor rendimiento académico, pero sobre todo, satisfacción personal.